Canal 7

XHSLV

USD: C:$ 18.45 V:$ 19.25 EUR: C:$ 20.12 V:$ 20.67
Clima: 31° - 10°
Instagram
Youtube
logo
tweet

“Yoro” aborda disputa sobre condición destructiva de la humanidad.
FacebookTwitterWhatsAppGoogle+TumblrPinterest

Nota publicada el 31 de diciembre del 2016

México.- El testimonio inaudito de una mujer que no está dispuesta a aceptar el destino que le ha sido impuesto, un trabajo que convierte la tragedia en una suerte de salvación, y en el que a la vez se cuenta la historia de una mujer que lucha contra el mundo, de cómo consigue y a qué precio su victoria final, así es “Yoro”.

Se trata de la primera novela de la autora española Marina Perezagua, quien a lo largo de más de 300 páginas, pone el dedo en la llaga y da una vuelta de tuerca en la eterna disputa sobre la condición destructiva de la humanidad.

“Es una novela que tiene varios niveles de lectura, es por un lado, la búsqueda de identidad de una mujer intersexual. A partir de la explosión de la bomba atómica en Hiroshima, cómo esa explosión significó para ella ese encuentro con la identidad.

“En otro nivel, la novela se centra en ciertas partes de África hoy, en las minas de uranio en Namibia que fueron las que alimentaron la primera bomba atómica y también en los campos refugiados de la República Democrática del Congo, y los abusos sexuales por parte de personal de paz en las Naciones Unidas”, dijo la autora en entrevista con Notimex.

De padre japonés y madre española, contó que su trabajo es el primero que se vuelca en la mujer, un personaje que resulta un tanto esa voz acallada que en la actualidad son minoría en muchos sentidos. “No hablemos solo de gente negra”, agregó.

En este texto de la editorial Lince, tiene a “H”, la narradora y protagonista de esta historia quien confiesa que ha cometido un crimen. Y en tono desafiante pide al lector que se atreva a leer su historia.

Desde Hiroshima, en el día de la bomba atómica, hasta las minas de coltán y uranio en África, pasando por Nueva York y Japón, el relato recorre en tono vindicativo algunos de los horrores de la historia del mundo.

Siempre de la mano de “H”, mujer misteriosa, intersexual, cuyo objetivo es encontrar a Yoro, una niña que es, como ella, víctima de Hiroshima.

Con esta obra con la que obtuvo el Premio Sor Juana Inés de la Cruz en la pasada edición de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, Perezagua admitió que su fuerte no es la novela sino el cuento, un género en el que se identifica más porque “tiene mayor control sobre él”.

“Adoro la novela, disfruto mucho su escritura, pero no es una cuestión de que género es peor o mejor, sino con cual le va mejor a cada uno. Entonces, soy una persona obsesiva, me parece todo tiene que estar perfecto y andar con los cabos; y esto del cuento tiene más sentido que un novela.

“En una novela habrá mil errores por más que trates de ser el mejor escritor del mundo, siempre harás una novela imperfecta, el cuento también es imposible tenerlo perfecto, pero uno tiene la sensación de poderlo controlar mejor y yo soy controladora. Por ello en el cuento me va mejor, pero no por una cuestión de género, sino que a mí me va mejor y mi mente trabaja mejor”, concluyó.

Buscar en CANAL 7

Suscríbete a nuestro boletín