Canal 7

XHSLV

USD: C:$ 18.30 V:$ 19.10 EUR: C:$ 20.02 V:$ 20.57
Clima: 30° - 9°
Instagram
Youtube
logo
tweet

SLP es una ciudad hostil para discapacitados.
FacebookTwitterWhatsAppGoogle+TumblrPinterest

Nota publicada el 20 de marzo del 2017

SLP .- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) estipula que no existen los “grupos vulnerables”.

Advierte que la vulnerabilidad no deriva de las características físicas de una persona, sino de las barreras existentes.

Barreras sociales, culturales, tecnológicas o estructurales.

Y es que este mundo no está diseñado para todos.

¿Cuántas personas con discapacidad hay en San Luis Potosí? Ni siquiera el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) lo sabe. Existen algunos tabuladores, no un dato concluyente.

Él es José Ignacio Portillo, abogado egresado de la Máxima Casa de Estudios. En el 2000, después de una vida de utilizar muletas, comenzó a emplear silla de ruedas.

Ha solicitado que en cada cuadra existan accesos para transitar de manera segura. La realidad es otra.

Luis Viramontes, abogado postulante de 37 años manifestó que trasladarse por las calles de San Luis Potosí es una verdadera proeza.

Ellos son Rubicel de la Cruz y Pablo Millán, tricampeones nacionales de fútbol. Han representado a México en los Juegos Olímpicos, pero en San Luis diariamente emprenden una odisea.

Rubicel, de 22 años comparó las estrechas aceras potosinas con basureros, registros abiertos y automóviles atravesados, con las que ha caminado en otros territorios.

Pablo, de 25 años conoce de memoria el laberinto con trampas, agujeros y desniveles que acostumbramos circular. Ya sabe dónde está cada obstáculo porque su entorno directo no cambia.

Sergio Vázquez es comunicólogo, tiene 29 años. Más que omisión de las autoridades, considera que la infraestructura de San Luis es excluyente.

Raúl Ibarra se dedica a la crianza de gallos. Desde hace 24 años recorre sinnúmero de kilómetros al día para realizar sus actividades. Utiliza una silla de ruedas especial, la cual aguanta el campo minado mejor conocido como ciudad.

La destreza convirtió a Rulas (como gusta que le digan) en entrenador de la asociación “Vida Independiente”.

Giovanna Argüelles es Economista. Ha superado 27 operaciones. Describe que sinfín de negocios prefieren dar la espalda al consumidor antes que adaptarse.

El Director de Integración Social de Personas con Discapacidad en el DIF Estatal, Guillermo Sánchez señaló que el problema de la sociedad son los estigmas.

Pero ¿Qué tan profundo es el rezago?

De mil 159 camiones urbanos únicamente 93 están adaptados en San Luis Potosí.

79 de ellos circulan en la capital, 11 en Ciudad Valles y tres en Matehuala.

Denuncias por fallas en las rampas y falta de capacitación de los choferes se han hecho llegar a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Según sostiene el Titular de Canalización, Gestión y Quejas, Jesús Mireles Palacios, el que sólo algunos camiones cuenten con rampa, impide que quienes requieren del servicio lleguen a tiempo a su destino.

Otro asunto son los semáforos. De 156 instalados en la capital, apenas seis están adaptados.

Peor cuando en edificios públicos los elevadores llevan años descompuestos. En algunos casos más de una década.

Argumentos que servidores públicos han pronunciado a la Representante Legal de “Vida Independiente”, Silvia Degante demuestran la nula empatía.

Y todavía nos sorprende que la Dirección de Policía Vial aplique más de 60 multas a la semana, por invasión de espacios para personas con discapacidad.

El Director General de “Juntos, una experiencia compartida”, José Sánchez advierte que una ciudad no adaptada al tránsito de las personas con discapacidad, merma cualquier oportunidad de desarrollo.

Es una reacción en cadena. De 240 fraccionamientos en la capital, sólo uno se construyó con la intención de cumplir las características universales de accesibilidad. Pero el integrante de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (CANADEVI) Javier Silva Robles reconoció que la venta fue un reto.

El universo de oportunidades se reduce cuando escaso 10 por ciento de las compañías en la entidad ofrecen plazas a personas con discapacidad.

No se diga cuando las autoridades infringen la ley y se convierten en la verdadera barrera.

La situación se agrava al acercarse al origen, porque la accesibilidad también compete a las escuelas. Aunque hasta 2016, la Secretaría de Educación de Gobierno del Estado (SEGE) reportó mil 193 planteles con rampas; Juana Eva Castillo –madre de Sergio Vázquez- aclaró que la eliminación de obstáculos estructurales de nada sirve si las barreras humanas prevalecen.

Este es San Luis Potosí: el monumento a las escaleras, las cuestas… columnas. Un ejemplo de lo que no es universalmente accesible.

La discapacidad no se cuenta. Se vive. Parece que no nos percatamos de que tarde o temprano tendremos una discapacidad.

Perderemos movilidad, la vista…la audición. Todos vamos para allá.

Por: Paulina Rodríguez

Buscar en CANAL 7

Suscríbete a nuestro boletín