Canal 7

XHSLV

USD: C:$ 19.70 V:$ 20.55 EUR: C:$ 22.88 V:$ 22.89
Clima: 17° - -3°
Instagram
Youtube
logo
tweet

Fuerzas de seguridad rechazan fuerte ofensiva talibán en Ghazni
FacebookTwitterWhatsAppGoogle+TumblrPinterest

Nota publicada el 10 de agosto del 2018

Kabul.- Combatientes talibanes intentaron tomar el control de la capital Ghazni, en el sureste de Afganistán, pero las fuerzas de seguridad locales rechazaron la fuerte ofensiva que dejó al menos 14 policías muertos y otros 20 heridos, de acuerdo con un reporte preliminar de las autoridades.

Los rebeldes se escondieron dentro de las casas antes de deslizarse en las calles de la ciudad para atacar a las fuerzas de seguridad y puesto de control con misiles y armas de alto poder, antes de ser rechazados.

El ataque en las primeras horas de este viernes en Ghazni, capital de la provincia con el mismo nombre, que se extendió más de cuatro horas, también dejó más 20 miembros de las fuerzas de seguridad heridos, apuntó Baz Mohammad Hemat, el administrador del hospital de la ciudad.

Los combatientes fuertemente armados atacaron la ciudad, quemando los controles policiales, casas y áreas de negocio y tomaron el control de partes de la ciudad, explicaron las autoridades, antes de obligarlos a retirarse.

Otro ataque talibán, el jueves por la noche en la provincia occidental de Herat, dejó seis policías muertos en el distrito de Obe, según el vocero del gobernador, Gelani Farhad.

El jefe de la policía de Ghazni, general Farid Ahmad Mashal, reconoció que los talibanes se habían apoderado de varias partes de la ciudad, que ha estado bajo amenaza durante varios meses con intensos combates en los distritos vecinos.

Una declaración del cuartel general militar estadunidense en Kabul notificó que los combates habían cesado a las 08:00 horas locales (03:30 GMT) y las fuerzas afganas se mantuvieron firmes y mantuvieron todos los centros gubernamentales.

Los ataques de los talibanes, que han estado ganando terreno en su ofensiva anual de primavera y que han ignorado las últimas ofertas del gobierno de un cese el fuego, subrayan las dificultades que enfrentan las fuerzas afganas para luchar contra la insurgencia para terminar la guerra de casi 17 años.

Después de rechazar el asalto audaz, la policía realizó búsquedas casa por casa de los combatientes talibanes restantes.

También se está llevando a cabo una investigación sobre cómo los insurgentes lograron infiltrarse tan profundamente en la ciudad, a apenas 120 kilómetros al sur de la capital afgana de Kabul.

De acuerdo con un recuento preliminar, hubo más de 100 bajas, pero no se dio un desglose de los muertos y heridos. La mayoría eran talibanes.

Varios cuerpos de rebeldes muertos permanecieron en la calle después de que el gobierno obligó a los insurgentes a huir de Ghazni, además otros 39 cuerpos de combatientes fueron recuperados debajo de un puente en el extremo sur de la ciudad.

El portavoz del Ministerio de Defensa, Mohammad Radmanish, comentó que el ejército había ayudado a la policía y que la ciudad estaba bajo el control de las fuerzas gubernamentales.

El teniente coronel Martin O’Donnell, vocero del ejército estadunidense en Afganistán, reportó que las fuerzas estadunidenses, apoyados por helicópteros, ayudaron a las tropas afganas a rechazar a los talibanes durante los múltiples ataques de la noche en Ghazni.

El portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, señaló en un comunicado que el ataque se inició de la noche a la mañana en Ghazni. Decenas de soldados y policías afganos murieron y se incautaron grandes cantidades de armas y equipos, añadió.

Sin embargo, O’Donnell reiteró que los informes iniciales mostraron bajas mínimas entre las fuerzas de seguridad afganas.

Buscar en CANAL 7

Suscríbete a nuestro boletín