Canal 7

XHSLV

USD: C:$ 16.90 V:$ 18.37 EUR: C:$ 19.86 V:$ 20.43
Clima: 26° - 14°
Instagram
Youtube
logo
tweet

Estabilidad económica no debe perderse: banca.
FacebookTwitterWhatsAppGoogle+TumblrPinterest

Nota publicada el 11 de enero del 2017

México.- La estabilidad económica del país no puede perderse, y por ello, el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar contribuirá a este objetivo, aseguró el presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM) Luis Robles Miaja.

“La estabilidad macroeconómica es un factor fundamental que se ha logrado construir a partir de la crisis de 1995, que nos ha costado mucho trabajo lograrla y que no podemos perderla. Sin estabilidad todo lo demas es humo”, dijo.

Añadió que no se puede perder esa estabilidad, “por eso uno de los puntos torales del Acuerdo que firmamos el sector obrero, la iniciativa privada y el gobierno, es un compromiso absoluto con la estabilidad económica, no la podemos perder, tardamos 25 años en construirla, podemos perderla en pocos meses”.

En su primera conferencia de prensa del año, agregó que el acuerdo establece diversas medidas, y un mecanismo para llevar a cabo mesas de trabajo para, de común acuerdo, plantear otras estrategias para enfrentar el entorno complejo y la incertidumbre derivada principalmente de la negociación del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN).

A pesar de que 2016 fue un año de retos, apuntó, la banca se encuentra en su mejor momento con crecimientos de doble dígito y está lista para financiar todos aquellos proyectos y empresas que sea necesario para dinamizar la economía en los primeros meses del año.

Aplaudió que como parte del acuerdo, la banca de desarrollo contará con recursos para brindar garantías que le permiten participar en sectores de bajos ingresos; por cada peso que una entidad como Nacional Financiera otorga, la banca lo multiplica por 25.

Así, puntualizó, por medio del acuerdo se destinarán 18 mil millones de pesos que generían una derrama aproximada de 400 mil millones de pesos.

En este entorno, la Asociación de Bancos de México consideró que los altos niveles del tipo de cambio, por arriba de los 22 pesos por dólar, son una reacción exagerada a la incertidumbre derivada de la toma de posesión del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, y la eventual negociación del acuerdo comercial con ese país.

“Una vez que se disipe la incertidumbre, dependiendo de lo que vayamos conociendo si sería de esperar una cotización más normal, si creemos que es una reacción exagerada la que está mostrando el tipo de cambio”, dijo el presidente ejecutivo de la ABM, Alberto Gómez Alcala.

El también director de Estudios Económicos de Banamex afirmó que cuando se genera un fenómeno de incertidumbre global, el peso mexicano lo resiente más que otras monedas y hace que de manera transitoria refleje algo muy distinto al saneamiento fundamental que tiene su economía.

Por ello, insistió en que “conforme se vaya reduciendo este nivel de incertidumbre, que se irá reduciendo pero no sabemos cuándo ni a qué velocidad, enfrentaremos condiciones de mayor normalidad que permitirán a la paridad tomar un nivel acorde al resto de las variables macroeconómicas”.

Respecto al incremento en las tasas de interés de referencia y su impacto en los productos financieros, Robles Miaja comentó que 90 por ciento de los créditos que tienen las familias mexicanas se encuentran a tasas fijas por lo que no habrá un impacto importante.

Además, para las personas que contratarán un crédito hacia delante, no debe preocuparse el incremento de las tasas, pues si hay un incremento en los tipos de referencia de dos puntos, la tasa de un préstamo hipotecario pasaría de 9.0 a 11 por ciento; para las empresas habrá un incremento marginal, estimó.

En su última conferencia como presidente de la ABM, Robles Miaja refirió que el crédito al sector bancario creció 17 por ciento en 2016, por arriba del incremento registrado un año antes.

De igual forma, destacó el crecimiento al ramo de empresas, de 21 por ciento por una mayor participación en micro, pequeñas y medianas empresas; en tanto, el segmento de vivienda subió 11 por ciento y el consumo creció 13.2 por ciento.

Por el contrario, el índice de morosidad de la cartera total se colocó en 2.3 por ciento, por debajo de 2.8 por ciento reportado el año previo.

A decir de Robles Miaja, 2016 fue un año complejo, pero pese al entorno internacional, la economía mexicana resistió bien por sus buenos fundamentales.

Buscar en CANAL 7

Suscríbete a nuestro boletín