Canal 7

XHSLV

USD: C:$ 17.00 V:$ 17.80 EUR: C:$ 20.05 V:$ 20.65
Clima: 26° - 14°
Instagram
Youtube
logo
tweet

El Santo, un superhéroe de carne y hueso devoto de la Virgen de Guadalupe
FacebookTwitterWhatsAppGoogle+TumblrPinterest

Nota publicada el 19 de mayo del 2017

México.- El héroe mexicano El Santo no contaba con poderes como otros personajes, pero su secreto para triunfar en cada batalla, tanto en el ring, como en el cómic o el cine fue la fe que tenía, ya que siempre fue devoto de la Virgen de Guadalupe.

Así lo aseguró el también luchador profesional El Hijo del Santo, quien explicó que incluso en la primera imagen de la historieta de este icónico personaje apareció su padre hincado ante la Virgen y con eso logró hacer una conexión con el pueblo de México.

“No tenía superpoderes, no podía volar, ni contaba con una visión con la que pudiera atravesar muros, pero poseía la fe en la Virgen y todo se fue acomodando para que El Santo se convirtiera realmente en un superhéroe de carne y hueso”, declaró.

Agregó que este legendario personaje era una combinación entre “James Bond” y “Superman”, pues todo lo podía hacer -dentro del ring y contra sus enemigos-, llegó a ser muy popular y hasta la fecha ha trascendido fronteras.

“Siempre le pregunté a mi papá si no le estorbaba la capa en el auto, porque se veía que lo manejaba a toda velocidad; fue alguien que se volvió entrañable y que está en los corazones de toda la gente”, puntualizó.

Relató que su papá fue un hombre afortunado, porque inició su carrera como luchador profesional en una época en la que había muy pocos enmascarados, de hecho dos de los más grandes en este ramo fueron él y Black Shadow.

Llegó un momento en el que ambos no cabían en el mismo cuadrilátero, por lo que se jugaron las máscaras en el año de 1952, cuando apenas empezaba la televisión y ganó El Santo esa batalla.

Esa popularidad aumentó, ya que la audiencia se sentía identificada con él, primero porque cualquier persona, además de verlo en la pantalla grande, lo podía conocer en persona en la Arena México.

“Era rudo y se llamaba El Santo, entonces para muchos era una ofensa que alguien se nombrara así”, aseguró el también empresario.

Con el tiempo llegó la historieta, lo cual fue un parteaguas para su padre, porque fue lo que fortaleció su carrera, dijo, y lo consolidó como un héroe nacional. “Se tenía la oportunidad de verlo en el ring, pero también en la historieta y el cine”.

Este heredero confesó que es un gran admirador de su padre, como personaje, sobre todo cuando empezaba a aparecer en la televisión. “Podremos ver muchas veces las películas de Pedro Infante, ‘Cantinflas’, de El Santo, y nos siguen emocionando”.

Mencionó que aunque sepa lo que sepa que viene en la cinta, lo sigue atrapando, pues es una imagen que le encanta desde la infancia; ahora “vivo dentro de él, lo disfruto, lo entiendo y lo amo aún más que cuando era niño”.

El deportista dejó en claro que llevar a cabo este personaje y continuar con el legado de su padre implica toda una responsabilidad y satisfacción.

Mencionó que cuando éste le dejó su máscara y le pidió que fuera El Hijo del Santo, pensó: “Algo bueno vio en mí, agradecí su confianza y pensé que no puedo fallarle”.

Platicó que no podría llevar a cabo su trabajo solo, por eso tiene un gran equipo que lo asesora siempre.

Por otro lado, narró que ha estado a punto de firmar contratos en otros países, específicamente en Estados Unidos, pero que ha tenido que retractarse porque éstos pueden ser peligrosos.

“Al final del tiempo El Santo, quien sigue vivo en las arenas, podría quedar en manos de Estados Unidos, por lo que he tenido cuidado con eso.

“Antes mi papá estaba para darme un consejo, ahora nada más queda preguntarme si estoy haciendo bien las cosas, hay señales que te indican que vas por buen camino, no es fácil tener este personaje, pero creo que lo he hecho bien”.

Adelantó que se avecinan grandes proyectos para El Santo, tanto en cine como en otros ámbitos, a pesar de que los proyectos se tarden.

Por ejemplo, todavía sigue con la celebración del centenario de “El Enmascarado de Plata”, no como personaje, sino en la vida real, ya que nació el 23 de septiembre de 1917.

En este marco ya se hicieron varios eventos, como el boleto conmemorativo del Metro; y en la estación del Metro Guerrero, en la Ciudad de México, hay una muestra dedicada a este personaje y a otras leyendas de la lucha libre.

“Hemos estado trabajando por diferentes cosas, próximamente lo verán en las rejas de Chapultepec, vienen grandes sorpresas, me da orgullo decir que mi hijo ya está luchando profesionalmente, la idea es que El Santo no muera, que ese grito de ‘¡Santo!’, ‘¡Santo!’ se escuche mucho”.

En torno a su retoño, quien sería El Nieto del Santo, comentó que tiene las características para llevar el personaje. “No es porque sea mi hijo, porque se lo dije públicamente, si no da el ancho, no lo voy a permitir, pero ya me ha dado una gran satisfacción ver su proceso, va por buen camino”.

Vale la pena recordar que El Hijo del Santo tuvo su primera lucha profesional (su debut) el 18 de febrero de 1982, en Nuevo Laredo, Tamaulipas.

Buscar en CANAL 7

Suscríbete a nuestro boletín