Canal 7

XHSLV

USD: C:$ 19.60 V:$ 20.45 EUR: C:$ 23.31 V:$ 23.35
Clima: 22° - 9°
Instagram
Youtube
logo
tweet

Debaten en Jornadas de Católicos Alemanes sobre conflictos actuales
FacebookTwitterWhatsAppGoogle+TumblrPinterest

Nota publicada el 14 de mayo del 2018

Berlín.- Los conflictos mundiales y las desavenencias al interior de la propia Iglesia católica de Alemania estuvieron en el centro de atención durante cinco días en las Jornadas de Católicos que se llevaron a cabo en Münster.

Asistieron cerca de 90 mil personas, de acuerdo con la venta de entradas, y participaron en muchos de los mil eventos.

Durante las Jornadas fue abordado el conflicto entre obispos alemanes: si bien una corriente de opinión entre ellos favorece que se otorgue la comunión a los cónyuges protestantes de los católicos, otro sector de los obispos está en contra.

En Alemania, la mitad de quienes profesan el cristianismo son católicos y la otra mitad es protestante. No hay querellas ni enfrentamientos entre los dos grupos de creyentes, sino por el contrario una clara tendencia ecuménica.

Hay matrimonios mixtos y en ese marco tiene lugar actualmente la discusión sobre la comunión para protestantes que asisten a las misas con sus cónyuges católicos. No hay hasta el momento un acuerdo dentro de la Iglesia católica alemana.

El lema de las Jornadas de los Católicos 2018 tuvo como lema “Busca la Paz”, y tuvo una especial resonancia en estos días en que la opinión pública de Alemania ha reaccionado a la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de sacar a su país en forma unilateral del acuerdo nuclear con Irán.

En términos generales, se evalúa esa decisión como un peligro para la paz mundial.

El presidente de la Conferencia de Obispos Católicos señaló que la realización de conferencias y debates que fueron parte de los programas de actividades, mostraron que la Iglesia católica alemana está consciente y es partícipe de los grandes temas que actualmente mueven al mundo.

El cardenal Reinhard Marx dijo este domingo, al término de las jornadas, que éstas habían constituido el marco para un diálogo diferenciado que casi no se da al interior de la sociedad alemana en esa magnitud.

La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, quien es protestante, participó en uno de los eventos de las jornadas, así como muchos otros políticos locales.

Incluso hubo un evento que resultó controversial, al que fue invitado un legislador del partido AFD (Alternativa para Alemania), que es populista de derecha. Algunos de sus miembros han resaltado por sus declaraciones de matices fascistas.

La canciller federal discutió el viernes pasado en Münster con el investigador de temas de paz, Tilman Brück, y con el cardenal Peter Turkson sobre el tema “Alemania en un mundo cambiante: ¿Cómo superar conflictos y regímenes agresivos?”.

En los diferentes eventos se debatió sobre la fe, sobre el ecumenismo, el acercamiento entre católicos y protestantes de la mano del presidente de la Conferencia de Obispos Alemanes (católica), cardenal Reinhard Marx, y del presidente del Consejo de la Iglesia Evangélica en Alemana (EKD), Heinrich Bedford-Strohm, quien también estuvo presente.

En Alemania 51 millones de alemanes, que representan un 64 por ciento de la población, se consideran cristianos. De éstos, el 49.2 por ciento son católicos y el 48.8 por ciento son protestantes (de estos últimos, el 98 por ciento son luteranos). Hay también un dos por ciento de cristianos ortodoxos de diferentes iglesias.

En las últimas semanas ha habido un tema que ha tensado la relación entre los católicos y los protestantes. Se trata de la disputa acerca de la comunión y de si los cónyugues no católicos (mayoritariamente han sido casos de protestantes) pueden o no participar en la celebración.

En un principio la Conferencia Episcopal había dado su visto bueno en febrero pasado, pero algunos obispos se quejaron ante esta decisión, y se pusieron en contacto con el Vaticano. El Papa Francisco pidió a los obispos alemanes que intenten encontrar una posición común y consensuada.

Por parte de los protestantes, la presidenta de la Junta de la EKD, Annette Kurschus, ve como única solución un acercamiento entre católicos y protestantes: “se trata de ver cómo conseguimos esta unidad. Jesús invitó a todos a participar de él. No podemos retroceder”, dijo Kurschus en Münster.

Otro tema controvertido que se habló en Münster fue la polémica de las cruces en espacios públicos y los anuncios externos sobre el aborto.

La ministra de Agricultura, Julia Klöckner (CDU), se pronunció sobre la colocación de cruces como símbolo de misericordia y solidaridad: “pienso que no se pueden reglamentar con leyes los sentimientos de patria y las creencias, pero el Estado puede marcar ciertas líneas”.

Klöckner, una de las políticas mejor posicionadas en el gabinete de la canciller federal Merkel, opinó asimismo que la prohibición de hacer publicidad sobre el aborto debe mantenerse como está, de acuerdo con el artículo 219a del código penal.

Numerosos diputados del SPD, el socio de gobierno del CDU, están a favor de permitir la publicidad sobre el aborto. La posición de los conservadores alemanes sigue siendo continuar como hasta ahora.

La ministra Klöckner debatió en diferentes eventos: con el Comisario Europeo de su misma cartera, Phil Hogan, quienes hablaron sobre hasta qué punto decir la verdad en campaña electoral supone perder y hasta qué punto es sólo posible ganar con discursos populistas.

La interculturalidad y el respeto por la diversidad fue uno de los lemas de las Jornadas Católicos de este año. Por este motivo se discutió también sobre “¡No tolerancia contra la intolerancia! Posición común contra el antisemitismo y la islamofobia”.

El vicepresidente del Consejo Central de los Judíos en Alemania, el maestro Abraham, y la alcaldesa de Colonia, Henriette Reker, que fue atacada en octubre del 2015, un día antes de su elección como alcaldesa.

Antes de ocupar este cargo, Reker había sido la responsable de Asuntos Sociales e Inmigración, y tuvo que lidiar con la llamada “crisis de los refugiados”, con una elevada ola de llegadas de inmigrantes a Alemania venidos de países de Oriente Medio a través de la ruta de los Balcanes.

Reker no pertenece a ningún partido y antes de ser elegida alcaldesa de la ciudad de Colonia, ocupó un cargo a nivel distrital sobre la política de integración social y de inmigración, lo que la hizo blanco de críticas por parte de quienes estaban en contra.

El atentado tuvo lugar un día antes de las elecciones para alcaldesa de Colonia y lo perpetró un alemán de 44 años, quien confesó haberlo hecho por odio a causa de la política de Rekers en favor de los refugiados.

El individuo hirió a Rekers y a otras personas con cuchillo y les inflingió heridas graves. Rekers estuvo cerca de la muerte. A pesar de ello ganó las elecciones incluso hospitalizada y en coma.

El atacante había sido militante del neonazi Partido Liberal de los Trabajadores Alemanes (FAP). La agresión tuvo lugar en octubre del 2015, cuando entraban al país cientos de miles de refugiados, a quienes Merkel abrió las fronteras.

Al término de las Jornadas, el presidente del movimiento reformista de la Iglesia católica “Somos Iglesia”, Christian Weisner, declaró hoy que las jornadas proyectaron “más que claramente” la necesidad de que la Iglesia actúe frente a la peligrosa situación mundial y frente a sus propios conflictos internos.

Demandó que la Iglesia católica alemana tenga valor para retomar e implementar los impulsos de reforma que ha presentado el Papa Francisco.

Buscar en CANAL 7

Suscríbete a nuestro boletín