Canal 7

XHSLV

USD: C:$ 18.30 V:$ 19.15 EUR: C:$ 22.18 V:$ 22.22
Clima: 26° - 14°
Instagram
Youtube
logo
tweet

Apoyan en Alemania el rescate de migrantes en el Mediterráneo
FacebookTwitterWhatsAppGoogle+TumblrPinterest

Nota publicada el 8 de julio del 2018

Berlín.– Miles de personas se manifestaron hoy en varias ciudades alemanas a favor del rescate de migrantes en el Mediterráneo, ante las  dificultades y obstáculos que países como Malta o Italia ponen a las organizaciones humanitarias para sacarlos del mar y llevarlos a un puerto.

La mayor manifestación tuvo lugar en la capital Berlín, donde se registraron 700 participantes, pero según los organizadores, acudieron muchos más, dijo Timo Fischer de la organización “Seebrücke” (Puente del mar).

Los manifestantes recorrieron la distancia entre la Alexander Platz y la Puerta de Brandenburgo, muchos de ellos vestidos de naranja en signo de solidaridad con los rescatistas del mar y con pancartas en las que se leía. “Cesen la muerte en el Mediterráneo”, “Imagínense que en los barcos estuviera su familia” o “Seebrücke en vez de Seehofer”.

Esta última hace referencia a Horst Seehofer, el ministro del Interior alemán que ha defendido una dura postura frente a la política migratoria de asilo del país.

Da la impresión de que la Unión Europea quiere por todos los medios acabar con el rescate en el mar, dijo Fischer.

Al menos 100 personas se reunieron en la ciudad de Ulm, en el sur de Alemania, que se suman a los 300 reunidos en Heidelberg, también en el sur. En Múnich protestaron 150. Múnich es la capital de Baviera, una región muy conservadora en términos de migración.

La situación se agravó en el Mediterráneo con la llegada al poder del nuevo Gobierno italiano el pasado mayo, integrado por el populista Movimiento Cinco Estrellas y la xenófoba Liga. El presidente de esta última y ministro del Interior, Matteo Salvini, anunció el cierre de los puertos italianos a los barcos de las ONG con inmigrantes rescatados del mar, impidiéndolos atracar en sus puertos.

Su postura a la negativa en el mismo sentido de Malta hizo que algunos barcos quedaran varados en el mar en espera de un puerto seguro, como fue el caso del barco “Aquarius”, de la ONG SOS Mediterránee, con más de 600 migrantes a bordo, o el “Lifeline” de la alemana Mission Lifeline.

España y su nuevo gobierno socialista con Pedro Sánchez al Frente mostró una postura más abierta y acogió a los migrantes del “Aquarius” hace unas semanas, como también hizo recientemente con los de otro barco de la organización Open Arms, mientras el “Lifeline” acabó atracando en Malta, pero sólo con un acuerdo previo que garantizaba el reparto de sus más de 200 ocupantes por un grupo de varios países.

Italia y Malta no reconocen la legitimidad de las organizaciones privadas para rescatar a migrantes y sólo permiten el atraque en sus costas de los barcos de sus guardias costeras. Lo que quieren es que sea Libia quien intercepte las embarcaciones que parten de sus costas cargadas de migrantes y los lleven de vuelta al país inmerso en un caos y en una guerra civil.

Malta dio además una nueva vuelta de tuerca esta semana al paralizar un avión de una ONG alemana que sobrevolaba el Mediterráneo para avistar embarcaciones con problemas. También en la isla mediterránea se realizaron hoy protestas.

El movimiento internacional Seebrücke surgió en reacción a lo ocurrido con el barco de rescate “Lifeline”. Las muertes en el Mediterráneo desde comienzos de año alcanzaron el mayor nivel de los últimos años y según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) hay más de mil 400 desparecidos.

Mientras tanto, Alemania endureció su política migratoria, tras los problemas internos que sufrió la canciller Angela Merkel ante la postura de su ministro del Interior que estuvo a punto de romper el Gobierno. Finalmente, Merkel y sus socios bávaros, así como los socialdemócratas, llegaron a un acuerdo que prevé la expulsión en las fronteras del país de los migrantes fueron registrados ya en otro país europeo.

La Convención de Dublín contempla que un refugiado tiene derecho a pedir asilo en el primer país que pisa en el bloque europeo, lo que perjudica especialmente a países costeros mediterráneos como Italia, Grecia o España.

Precisamente este domingo los socios bávaros de Merkel manifestaron su esperanza de que esos países acepten la devolución de refugiados que lleguen a Alemania.

Buscar en CANAL 7

Suscríbete a nuestro boletín